lunes, 8 de agosto de 2011

¿Por qué no?
Siempre empezamos a hablar sobre las condiciones de México, el mundo y todo lo que contiene el universo en sí, excepto por algo pequeño que es muy grande... NOSOTROS MISMOS.

Vaya que he echo un viaje grande por esta vida. Quién no recuerda las malas pasadas, la buena vida y los momentos donde el oleaje se volvió turbio y después pacífico. Quién no quiso planear lo que vendría siendo su futuro y termino dejandoselo a lo que algunos llaman destino.
No vengo aquí a recordarles lo que su vida ha dejado, solo vengo a demostrarles un solo punto: Somos, fuimos y seremos. Lo que sucede es que no sabemos diferenciar entre el ser y estar, sinceramente como dije hace unos instantes ''no sabemos'' estoy totalmente incluida. El ser es lo que llamamos coloquialmente como alma, el estar vendría siendo el cuerpo, pero es fácil pensar que pueden ser lo mismo, sin embargo son totalmente distintos. Cabe aclarar que pueden estar juntos y revueltos, pero siempre vendrán siendo cosas distintas.
Así vamos llenandonos de recuerdos vagos donde el ser y estar se fueron complementando uno al otro...
Recuerden que siempre, en todo momento y lugar, ''el ser y el estar'' van a estar convinados en un solo lugar... TÚ.
Paremos de hablar sobre lo que fue el ser y estar. Yo se que mi explicación sobre el ser y estar tal vez no fue la más clara, pero si tiene opiniones me gustaría que hagan comentarios acerca de esto, necesitamos a gente que quiera darle un pequeño giro a esto y con iniciativa nos levantaremos pronto. Si podemos llamar esto un blog de ideas relacionadas con nosotros, hagamos que se note.


Paulina Martínez Venegas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada